Cuando las hadas se revelan

Cuando las hadas se revelan

miércoles, 4 de noviembre de 2015

El primer censo global de las hadas desea escuchar sus testimonios

Simon Young, Secretario de la
Sociedad de Investigación
de las Hadas
Simon Young, el historiador de la Sociedad de Investigación de las Hadas, está trayendo a la FIS de vuelta, pero con un toque académico. "La antigua FIS era realmente una organización teósofica, en la que para pertenecer a ella había que creer", dice Young, investigador del folklore y profesor de historia en Italia. "Hoy en día, la gran diferencia es que somos una sociedad de interesados ​​en la tradición de las hadas, que no solo incluye a los creyentes, sino también a muchos de los que no son creyentes." (Young se ha descrito a sí mismo como “escéptico por naturaleza en sucesos paranormales.")

Este censo de hadas, se presenta como un proyecto nuevo, menos dogmático, no tiene la intención de demostrar la existencia de las hadas. Más bien, está destinado a recopilar los informes y las experiencias de los que creen que han encontrado una. Y hay cientos de personas dispuestas a contar estas historias. Cuando la folclorista italiana Sabina Magliocco comenzó con la encuesta sobre los avistamientos de hadas, la reacción fue tan entusiasta que llegó a su meta de 500 respuestas en menos de una semana. Young afirma que su censo ha tenido cientos de respuestas ya; él está barajando que podría tener unas 2000, la encuesta se cierra en 2016.

El formulario del censo garantiza a los contribuyentes que no se publicarán sus datos fuera de la FIS, pero los suscriptores del boletín de noticias pueden ver una selección de respuestas. Las hadas que describen no varían mucho en tamaño, aspecto, y vestido: Cuatro pulgadas, vestido al estilo de Robin Hood. Diez pulgadas, vistiendo trajes de plebeyos de Oxford. De diez a doce pies de altura con una llama como aura y una cabeza en forma de pirámide. Tres pies cuadrados y color mate blanco azulado, como una funda de almohada. Altura dos veces mayor que la humana y hecha de palos. Pura luz blanca del tamaño de una libélula. Azul y parecido a Gollum con las manos palmeadas. Seis pies y medio de altura, con seis dedos en cada mano. Pelo y piel gris oscuro, vestido de flores negro, y flotando a pocos pies del suelo. Tres pies de altura, con el aspecto de Papá Noel, pero con cuernos blancos y un rostro de color rojo brillante y con cola. Alta y delgada, con una cabeza puntiaguda y envuelto en una niebla verde brillante. Un caballo azul del tamaño de un perro.


La mayoría de los encuentros los tuvieron en la infancia, pero los encuestados no tienen dudas acerca de lo que han visto. Escriben "Vi", no "me pareció ver", y establecen argumentaciones del tipo: ". Yo sé que no fue un sueño" Incluso el escritor que vio hadas-mariposa iridiscentes no imaginan que la experiencia podría haber sido algún tipo de fallo de encendido neuronal. Esa historia concluye: "Creo que me curaron de las secuelas del accidente cerebrovascular."

Si los encuestados del censo creen en las hadas, ciertamente no están solos. También hay una asamblea anual para los creyentes de hadas cerca de Twisp, Washington. Desde 2001, El Fairy and Human Relations Congress ha estado reuniendo "especialistas en esencias de flores, comunicadores de animales y plantas, practicantes chamánicos y herbolarios, wildcrafters, videntes de hadas, intuitivos, geomantes, bardos y druidas, y narradores nativos americanos" Acompañados de tres días de música , baile y la meditación en grupo. Marjorie Johnson y  La Sociedad de Investigación de las Hadas, seguramente aprobarían este tipo de encuentros.

Incluso con su inclinación científica y escéptica, Young también aprueba este tipo de congresos, de hecho escribió en uno de los boletines de la FIS que esperaba asistir al Congreso algún día. Como folclorista, Young está interesado en la antropología de las creencias de hadas y encuentros de hadas. "Nosotros no sólo cuantificamos a las hadas, pero la gente ve a las hadas", dijo.

 Pero Young quiere recoger muchas más respuestas antes de intervenir en el asunto de la gente que realmente ve a las hadas. Si usted se ha encontrado con pequeños hombres, gigantes con la cabeza de pirámide, caballos del tamaño de un perro o algo más fuera de lo común, o conoces a alguien que haya tenido este tipo de encuentros, y que quiera contribuir al censo de hadas. Usted estará ayudando a la causa de la beca de las hadas, por no mencionar el legado de una organización con más de 80 años de edad, que una vez atrajo a personajes tan célebres como Walt Disney.
Más información sobre la Sociedad de Investigación de las Hadas en anteriores posts aquí y aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario