Cuando las hadas se revelan

Cuando las hadas se revelan

lunes, 16 de agosto de 2021

Seres Mágicos y su relación con los Animales: Armadillo, Abeja y Saltamontes

Kyut: Son un tipo de hadas malévolas que cambian de forma y se asemejan a pangolines o armadillos humanoides. Pueden engañar a los humanos durante sus incursiones en el bosque. Originarios de la Mitología de Birmania.


El Pelesit es un espíritu que cambia de forma en la mitología malaya. Aunque el pelesit sea generalmente invisible, está asociado con saltamontes de cabezas puntiagudas. Los pelesit a menudo son creados por mujeres bomoh, similares a los chamanes, para ganar poder, dinero, protección, orientación o belleza.


En la mitología griega, las Trías, eran las tres ninfas hermanas que vivían en el Parnaso y eran las ninfas que presidían la adivinación mediante guijarros que se arrojaban a una urna. Tienen el aspecto de muchachas-abejas. En un principio estas ninfas criaron al dios Apolo, a cuyo servicio quedaron luego... Son ninfas aficionadas a la miel, que les ofrecían quienes venían a consultarlas.


domingo, 9 de mayo de 2021

Un Criptozoólogo Australiano afirma que se ha encontrado con un verdadero Hobbit

Boceto de la criatura

La mayoría de la gente sabe que la trilogía de películas de Hobbit se filmó en Nueva Zelanda. Sin embargo, pocas personas saben que el vecino más cercano de Nueva Zelanda, Australia, es el hogar de una criatura mítica de 'hombre peludo' parecido a un hobbit. El criptozoólogo Gary Opit conocía el mito, pero ahora él y su hija no están tan seguros de que sea un mito después de un encuentro reciente con lo que parecían ser dos hombres peludos de 1’2 metros de altura conocidos como Nimbinjee. ¿El qué?

"Nuestra hija y su pareja, cuando se quedaron con nosotros durante la Navidad, vieron a un Nimbinjee o un hombrecito peludo saltar a nuestro techo a las 2 de la mañana y, según su descripción, era exactamente como un gibón en todos los aspectos".

Bueno, entonces ... debe haber sido un gibón lo que vio la hija de Gary Opit, ya que Opit también es un zoólogo que debería distinguir un gibón de un ... ¿Qué era esa criatura de nuevo?

Gibones

“Por supuesto que aquí no hay gibones y nunca se han conocido gibones terrestres ni nocturnos. Dijeron que eran dos llamándose en voz baja. Tenemos una grabación de audio de las llamadas y una ilustración en color de lo que vieron”.

Si eso no es suficiente, Opit reside en Nimbin, una aldea en el extremo noreste de Nueva Gales del Sur conocida como la “Región del Arco Iris” por los indígenas Bundjalung, quienes creen que los espíritus de Nimbinjee protegen el área. ¿Era la criatura que vio su hija una manifestación física de un  Nimbinjee? 

Resulta que los lugareños también hablan de un Nimbinjee que es un humanoide de entre 90 y 120 centímetros de altura, que camina erguido, con piel morena y cubierto con cabello castaño oscuro o rojo. Similar a un Hobbit, ¿no?

"(Suena como)" arroo, ARROO, arroo "intercalado con un gorgoteo," gu-gu-gu-gu ".

El investigador de criptozoología Andrew McGrath está de acuerdo en que el Nimbinjee se parece al Hobbit, pero no es tan articulado como los seres de JRR Tolkien, haciendo gruñidos y aullidos en lugar de un diálogo digno de una película. Opit conoce a su Nimbinjee porque ha tenido sus propios encuentros cercanos con ellos, como explica a The Daily Star .

“Dos veces al anochecer escuché a 100 metros de la casa una llamada fuerte y poderosa -" ruuff "- de un animal que no pude identificar. No observé al animal, pero tuve la suerte de escuchar lo que creo que era su llamada territorial. Aproximadamente a 50 metros de distancia, cerca del lecho de un arroyo seco, en un bosque de eucaliptos, una serie de unos 90 gritos de ladridos fuertes rasgaron el aire. En la misma localidad, se me acercó un animal a unos pocos metros de mí a través de una densa vegetación que agrieta dos palos durante varios minutos, incluso cuando mi perro le ladraba y luego desaparecía silenciosamente. ¿Podrían ser evidencia de un Hobbit viviendo en mi localidad? "

Gary Opit

Recogido y traducido de: https://mysteriousuniverse.org/

domingo, 28 de marzo de 2021

Elficología En España cumple 8 años

Y sí, el blog Elficología en España cumple hoy 29 de Marzo 8 años de existencia. Ha sido un camino difícil, en el que ha venido gente que se ha ido de la misma forma, pocos quedan, pero quedan los necesarios. El Mundo Mítico - Feérico es un ámbito complejo de difusión y cuesta que pueda generar un interés significativo. Quizás, iluso de mí, pensé al crear el blog que podría encontrarme con un panorama en el que rápidamente pudieran surgir diversos proyectos y afinidades que le dieran más proyectualidad al mágico mundo de la Elficología, pero, creedme que cuesta seguir con la suficiente ilusión y perseverancia tras tantos años intentando conocer la verdad que entraña el Mundo Feérico y también los problemas que pueden generarse de ello, en una lucha de egos, decepciones y miserabilidades.

Sin embargo, no todo es oscuridad. Gracias a la puesta en marcha de Elficología en España en la blogosfera, el blog es un espacio de referencia en castellano que ha sabido resistir a pesar del tiempo y los tímidos apoyos, que cuenta con 219 entradas, varios libros de libre descarga, documentales de interés, además de que he participado en diversos documentales, entrevistas, programa de televisión, radio, como redactor de diversos artículos en calidad de colaborador en otros blogs amigos...  Y es que el Mundo de las Hadas es algo de SIEMPRE, de no haber existido hubiera que haberlo creado ya que la creencia en los seres feéricos ha dejado una impronta en la humanidad que sería otra muy diferente de no haber existido las creencias en espíritus de la naturaleza.

No sé cuánto tiempo podrá seguir continuando Elficología en España ya que todo depende de los proyectos venideros y la repercusión que tengan, no obstante, por el momento Elficología en España os promete unos próximos meses al menos de magia y seres mágicos.

Sin más dilación, gracias a los que estuvieron siempre, a los nuevos, a los que vendrán, a todos los seguidores y seguidoras que muestran su interés y afecto.

Os dejo un libro de regalo "Entre Anjanas y Duendes : mitología tradicional ibérica" en libre descarga pinchando en el siguiente link aquí. 

Feéricamente, Óscar Robles



viernes, 5 de febrero de 2021

Óscar Robles en Clave 8 , "Creer en Hadas es creer en nosotros mismos"

Sagra Casas y Fer Jiménez han tenido a bien invitarme a su reciente espacio radiofónico Clave 8 para tratar de forma profunda y amena el tema de la Elficología y todas las áreas que a su vez convergen dentro de esta disciplina que, como sabéis, llevo promocionando desde hace casi 8 años.

Podéis escuchar el programa completo en el siguiente enlace de ivoox: aquí.

Os invito además a todos los amantes del misterio en general que os unáis y os sucribáis a sus diferentes redes sociales que indican en el mismo programa que enlazo de Ivoox.

¿Te atreves a entrar en el infinito?

Gracias, Feéricamente:

Óscar Robles, responsable del blog.

viernes, 8 de enero de 2021

Curso de Elficología de la mano de Óscar Robles

El próximo 13 de Enero, daré un curso online a través de la Escuela Esotérica Online AULA ARCANA. El curso tendrá una duración de 2 meses y versará sobre la mayor parte de los aspectos de la Elficología y todo aquello que la envuelve. Para ver el temario y el precio del curso podéis entrar en el instagram de Aula Arcana y para inscribiros al mismo, debéis entrar en el enlace de la biografía y rellenar los datos que os pidan.

Recordar que las inscripciones estarán abiertas hasta el lunes día 11 !

Sin más dilación, animo a todos a inscribirse y aprender todo lo posible de este extraño y mágico mundo de la GENTE MENUDA.

domingo, 3 de enero de 2021

Fuera la Nueva Era de la Cultura de Hadas !

Empezamos el año con un aporte crítico contra la dañina, banal, sectaria, consumista y abominable Nueva Era también conocida como New Age... 

Desde Elficología en España nos posicionamos activamente beligerantes hacia la contaminación de la Nueva Era en lo referente al Folclor Feérico y la Cultura Élfica:

El movimiento New Age se considera muchas veces como derivado de la “contracultura” de los años setenta, dominada por las drogas psicodélicas y la política de izquierdas. Pero en las dos últimas décadas ha demostrado ser un movimiento bastante conservador, y en su análisis sociológico de la cultura New Age Paul Heelas afirma que ha ido convirtiéndose cada vez más en una manera de “santificar el capitalismo”. Aunque según Heelas la New Age atrae con frecuencia a aquellos que tienen “problemas de identidad”, dadas las presiones e incertidumbres de la “modernidad” –el capitalismo moderno y la tecnología industrial-, también subraya las “certezas” que ocupan un lugar central en el capitalismo, a saber, la “búsqueda de la prosperidad”. De manera que él explora el “giro a la prosperidad” producido por los adeptos New Age y lo que bien puede describirse como la “non sancta alianza” entre el movimiento New Age y el capitalismo, con centros como Findhorn impartiendo talleres sobre “el espíritu de los negocios”. Muchos gurús New Age, de hecho, aceptan la utópica visión ofrecida por el mismo sistema capitalista. La New Age de este modo, no es tanto una “contracultura” como un medio para lograr riqueza y prosperidad, y por eso ha llegado a ser un epítome de algunos de los rasgos capitales de la modernidad (Heelas, 1996, pp. 135-152). A través de los medios de comunicación de la New Age, la espiritualidad se ha convertido en una mercancía, y el medio para la autotransformación está fácilmente al alcance a través del mercado. Por eso la New Age ha sido con frecuencia descrita como una forma de “consumismo espiritual” (Arwek, 2002, p. 266). El movimiento ha llegado, en consecuencia, a ser identificado por sus críticos con la “cultura del narcisismo” y con la filosofía última de la “generación del yo” (Lasch, 1979; Ritchie, 1991, p. 173).

Extraído de: 

Religión y antropología - Una introducción crítica. Brian Morris, págs 382 -383

martes, 22 de diciembre de 2020

Entrevista al Mitólogo Pablo Ruiz Osuna

Pablo Ruiz Osuna, un buen amigo además de investigador y autor del libro Guía de los seres mitológicos españoles, ha tenido a bien concederme una entrevista en la que charlamos de los diferentes asuntos y diatribas del mundo de las leyendas, el folclore y la mitología ibérica. Espero que lo disfrutéis a pocos días de acabar este atípico año.

·       ¿Por qué te interesa la Mitología y en particular la Mitología Ibérica?

La mitología ha sido una de mis pasiones desde mi mas tierna infancia. Los cuentos y leyendas me acompañaron a lo largo de los años. Poco a poco, me persuadí de la impronta que estos tenían en la historia y cultura de los pueblos. Esa fue la razón por la que seguí estudiando y analizando la mitología ya en mi etapa adulta.

En cuanto a la mitología ibérica, debo decir que fueron varias las razones que me llevaron a empezar la tarea de recopilar y salvaguardar las leyendas de nuestro país. En primer lugar, me maravilló la gran cantidad de seres, dioses y criaturas que, según se contaba, habían habitado la península ibérica. En segundo lugar, me percaté de la falta de publicaciones que existían sobre la mitología de nuestro país, razón por la que quise dedicarle este libro ilustrado.

·       ¿Cuál crees que son las singularidades y características que le hacen única a la mitología ibérica en cuanto a duendes, hadas, diosas, etc.?

 Nuestra mitología tiene un sinfín de criaturas, seres mitológicos e incluso dioses con una riqueza singular. Por ejemplo, muchas de las leyendas de los gigantes son presentadas como si se trata de una historia real. No es extraño hallar una leyenda en que se habla de dónde vivían los gigantes, qué comían, a qué dios rezaban y eso otorga a nuestra mitología un trasfondo singular. Lo mismo ocurre con otras criaturas como las hadas y los duendes, los cuales poseen un trasfondo muy singular en nuestra mitología.

·       La elficología es una vertiente que incluye muchos mitos relacionados especialmente con gnomos, hadas, trolls, etc. Es decir, toda aquella “gente pequeña” ¿Por qué no mejor elficólogo que mitólogo o abarcas ambas cosas sin hacer parcelación?

Lo cierto es que responder esa pregunta no es cuestión baladí. El problema que nos encontramos los investigadores de todo este saber ancestral es que no existe un consenso sobre el qué y el para qué estamos estudiando. Unos dicen que somos cuenta cuentos, es decir, que nuestra labor es la de la recopilación de cuentos y leyendas de villas y cabildos. Otros dicen que lo que somos en realidad es una vertiente de los antropólogos, y que lo que hacemos es analizar la mitología. Por último, hay quién dice que somos elficólogos, draconólogos o vampirólogos etc o todos los “ologos” que se quiera. Para estos seríamos algo así como unos catalogadores (si se me permite esta expresión) del universo mítico o mágico. 

 Mi interés sería abrir un debate serio, sensato y generoso entre los investigadores para llegar a un consenso sobre este particular.

·       Desde la trilogía de los Espíritus de la Naturaleza de Jesús Callejo y Carlos Canales, tan solo ha habido que yo tenga conocimiento un libro y el tuyo que traten la mitología española de forma global incluyendo o intentando incluir toda la variedad de criaturas mitológicas ¿A qué crees que se debe este vacío de ya quizás unas décadas? ¿Por qué a esta nueva generación de “nuevos mitólogos” le está costando tanto tiempo salir a la luz pública?

Sobre dicha cuestión he tenido ocasión de reflexionar en reiteradas ocasiones. Cierto es que, ante todo, quiero decir que la lucha por la preservación de nuestra mitología puede resultar tediosa y desmoralizante. Permíteme que me explique para que se me entienda a la perfección.

Uno de los problemas que tenemos, a mi parecer, es que nuestra mitología no ha conseguido cautivar a los investigadores de nuestros centros culturales y, en especial, de la universidad. En todas las escuelas se estudian los mitos grecorromanos o se habla de la cultura nórdica, pero rara vez se pone en valor nuestro propio legado.

Por otra parte, gran parte de la población no es consciente de la belleza de nuestra mitología y que esta se está perdiendo. De hecho, si para algo ha servido mi libro, ha sido para despertar cierta conciencia de la importancia de nuestros mitos y su legado en muchos hogares. Poco a poco, esperamos ir ganando terreno al olvido que sufre nuestro folclore.

Por último, y quizás el punto más escabroso, hay que hablar del error histórico que los investigadores de nuestras tradiciones han cometido. La sensación que he tenido es que la rivalidad y la competición se ha impuesto a la cooperación. Nuestro patrimonio oral decae día a día. Somos muy pocos los que luchamos por preservarlo y me he persuadido de que, si no nos unimos, no podremos salvarlo. Para ello se requieren unos proyectos serios y fuertes que puedan ilusionar a centros culturales, ayuntamientos, universidades, bibliotecas, instituciones privadas etc. Si no existe esa visión de una hermandad común, me temo que todo habrá sido en vano.

·       ¿Qué proyectos tienes en mente en los próximos meses o años?

En el tiempo presente me hallo ante la preparación de la segunda edición del libro “Guía de los seres mitológicos españoles”. También estoy escribiendo un pequeño ensayo sobre mitología de nuestro país, que espero que salga en los próximos meses. Por último, acabo de fundar un blog sobre la mitología, el cual espero ayude a la preservación de los mitos y tradiciones.

·       Unas palabras últimas de cómo crees que se debería abordar el patrimonio mitológico en nuestro país, sus puntos débiles y sus puntos fuertes. Añade cualquier cosa con la que quieras terminar. 

En el caso de la mitología ibérica… ¡Queda todo por hacer! Mi misión, la cual la hago extensible a cualquiera que pueda leer estas líneas, es analizar y estudiar nuestra mitología de tal modo que pueda presentarse de una forma académica y prestigiosa ante la sociedad. El punto débil de mi plan es que son muy pocos los que han tratado el asunto de una forma seria, por lo que requiere un esfuerzo superior al estudio de otros folclores. Aún así… ¡Merece la pena!