Cuando las hadas se revelan

Cuando las hadas se revelan

lunes, 16 de septiembre de 2013

Los Tempestarios

Dentro del mundo de los seres mágicos de la naturaleza, existe un grupo llamado los tempestarios , son los espíritus que controlan los fenómenos atmosféricos. Desde la lluvia hasta la nieve, el granizo, la tormenta, el rayo o el viento, se dice que estos seres manejan a su voluntad e interés las diferentes perturbaciones atmosféricas que puede haber , en España por ejemplo nos encontramos con el Nuberu, un ser de las mitologías del norte de España que se cuenta que controla el tiempo a su voluntad y se divierte provocando tormentas y tempestades, lanzando centellas a los animales y arruinando las cosechas de los hombres con el granizo.

Estos hacedores y rectores de inclemencias no dudarán en utilizar los rayos como armas si son atacados o molestados.

Se les tiene temor por los destrozos que producen en los pueblos y a ellos se les atribuyen las temidas noches de aguaceros y tempestades. Es por ello que durante las horas de oscuridad los lugareños encienden cirios y hacen tañir las campanas para ahuyentarlos.

En la mitología Castellana nos podemos encontrar con los llamados Nubleros, 
nublaos, nuberos, reñuberos o seres regulares que manejan a su antojo la lluvia encargados de llevar las nubes a sitios concretos o hacer llover piedras.

Son muchos los seres que están asociados a las inclemencias del tiempo y que se dice que las controlan, sería casi imposible hacer un resumen de todos ellos. Sin embargo como referencia a conocer más este grupo de seres de la naturaleza nos podemos encontrar con la Gran Enciclopedia de las hadas de y otras pequeñas criaturas de Pierre Dubois  (La Grande Encyclopédie des fées et autres petites créatures ) , en la que veremos en las páginas 16-17 los "Génies et dieux d'orage, de pluie, de neige, de vent" en castellano;  los genios y dioses de las tormentas, lluvia, nieve, viento, etc. La lástima como siempre es que estas grandes obras las tenemos en francés y no en castellano.

Sin duda es un tema muy interesante e invito a los seguidores del blog a que investiguen por su cuenta propia, quien sabe si en una tarde de aguacero ahora que llega el otoño nos podemos encontrar con un pequeño gnomo entre la hojarasca húmeda, o un hada en las venideras noches de nieve del invierno o quizás un duende evitando que la cosecha se estropee al caer una tormenta de granizo provocada por un Nubero...




No hay comentarios:

Publicar un comentario