Cuando las hadas se revelan

Cuando las hadas se revelan

domingo, 19 de junio de 2016

Pequeños mamíferos y su relación con las hadas

Las hadas y por lo general la ‘gente pequeña’ tienen asociación con todo elemento natural, ya sea animal, vegetal, mineral o en torno a la vida rural.

Es llamativa la conexión que tienen algunos animales muy concretos con las hadas, ya sea por la metamorfosis en dicho animal o por la asociación especial que tiene con este.

Hoy citaré tres casos de seres feéricos asociados a pequeños mamíferos. Estos mamíferos son el topo, la musaraña y el erizo. Unos de mis animales favoritos.

Fayette: Hadas y topos

Los Fayettes (“pequeñas hadas") viven en la región de Forez en Francia, en la actualidad alrededor de la cuenca del Loira. Se cree que son los descendientes de las ninfas griegas, las cuales habían escapado del avance del cristianismo en el Mediterráneo.

En Francia se nos habla de que son de un tamaño diminuto, pero con grandes poderes mágicos.

Viven en cuevas y bosques, testigos dicen haberlos visto bailando en el bosque de Couroux, en el Beaujolais. Al igual que las hadas más tradicionales, los fayette secuestran niños humanos y suelen intercambiar a sus hijos por un niño humano. Existen leyendas de madres humanas que han reaccionado con extrema violencia al darse cuenta del intercambio, van a la cueva del fayette a exigir que su hijo les sea devuelto.

Durante la noche, los fayettes lavan su ropa bajo la luna, se les aconseja a los caminantes que transiten cerca de ellos en ese momento, entonar canciones para de esa forma no ser atacados de ninguna forma por ellos. Cuando llega el amanecer estos seres se disipan completamente en forma de niebla, en ocasiones olvidan las tablas en las cuales han lavado su ropa, las cuales están hechas de oro sólido. Quien las encuentre hará sin duda su fortuna.

Durante el día los fayettes toman la apariencia de topos y disfrutan destruyendo jardines. Esta es la razón por la cual los topos tienen las manos muy pequeñas y de color rosa.

“Fairy Riding”: Musarañas y hadas

Es el nombre que recibe en Escocia un tipo de fenómeno el cual se manifiesta en forma de parálisis el cual afecta al ganado cada vez que un ratón de hadas monta su espalda y duerme sobre ella, al hacerlo les daña la columna vertebral, la única forma de contrarrestar esto es colocando al animal enfermo al lado de una musaraña o bien haciendo que ella se monte en el lugar donde se posó el ratón de hadas, se creía que de no hacer esto el animal enfermo moriría.

Ratón de Hadas o Musarañita: llamado así debido a la gran semejanza física que guarda con ése animal.                                                                                                                                                                
Se dice que este ser tiene el poder de enfermar al ganado, vacas, ovejas y caballos si se sentaba sobre su espalda ya que al hacerlo les daña la columna vertebral, a este mal lo llamaban “Fairy Riding”. El único remedio conocido era conseguir una musaraña común y corriente, podía estar tanto viva como muerta y había que dejarla junto al animal enfermo. Este ser es uno de los más lindos, poco común y pequeños que habitan tanto territorio Escocés como Británico. Era muy difícil el poder verlos debido a que les encanta estar bajo tierra, su cabeza larga y cónica además de su nariz puntiaguda están maravillosamente adaptadas para desenvolverse bien en esos ambientes, haciendo casi imposible que alguien pudiera encontrarse con uno de ellos fácilmente, solo es posible percatarse de su presencia al ver la hierba como se mece desde el suelo.

Arkan Sonney: Hadas y erizos

Literalmente su nombre significa “erizo de la suerte” o “cerdo de la abundancia”, este es el término que le dan en la Isla de Man al erizo debido a las leyendas que rondan sobre él en ese lugar.

El folclore dice que suele asumir la apariencia de un cerdo con largos pelos que cuelgan de su cuerpo y que trae la buena suerte a todo aquel que tiene contacto con él, por esta razón también suelen llamar a los cerditos “suerte”, son muy esquivos y huyen de los seres humanos.

Los ancianos solían decir que todo aquel que lograra atrapar a uno de estos animalitos siempre tendría una moneda de plata en su bolsillo.

En un libro de cuentos que recoge relatos tradicionales de esta Isla, el cual fue escrito por Walter Gill relata como un cerdo blanco fue visto por una niña cerca Niarbyl, ella le pidió a su tío que la ayudara a capturarlo, pero él se negó, entonces la criaturita aprovecho el momento para escapar.

En el relato escrito por esta autora dice que su cuerpo es de color blanco, sus ojos de color rojo y que puede cambiar de tamaño a voluntad, pero no su forma, esto último contradice a la leyenda original.

No hay comentarios:

Publicar un comentario