Cuando las hadas se revelan

Cuando las hadas se revelan

miércoles, 1 de abril de 2015

Una construcción suspendida por dejar a los elfos tiempo para mudarse


En Islandia, el 62 % de la población cree en la existencia de  elfos, duendes,  hadas y otros espíritus de la naturaleza. Algunos pretenden comunicarse con ellos, y defender sus intereses. En 2013, la construcción de una autopista que comunicaba la península de Alftanes a las afueras de Reykjavík fue suspendida por una demanda de los defensores de los elfos que se asociaron con los ecologistas. La asociación Amigos de la Lava temía que los trabajos amenazaran el medio ambiente de estas pequeñas criaturas.

Después de meses de negociaciones, se ha decidido que una roca de 70 toneladas sería desplazada. Según las leyendas islandesas, esta roca es una iglesia de elfos y albergaría numerosas criaturas. El "peñasco mágico" deberá ser desplazado  por la administración islandesa bajo la vigilancia de Ragnhildur Jónsdóttir que es la portavoz de los elfos en esta materia. Ella también pretende que numerosos elfos estén presentes para vigilar el desplazamiento de esta piedra.

La existencia de Amigos de la Lava puede prestarse a broma, sin embargo  no es un fenómeno aislado en Islandia. Teniendo por costumbre en responder a las demandas de este género, la autoridad encargada de los caminos y de las costas elaboró una respuesta totalmente lista para los medios de comunicación: "Hemos resuelto el problema postergando la construcción del proyecto para dejar que los elfos tengan tiempo de mudarse”. Esto pone de manifiesto que la administración Islandesa también está influenciada por los temas místicos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario