Cuando las hadas se revelan

Cuando las hadas se revelan

miércoles, 20 de enero de 2016

Aparición de duendes en Costa Rica

En Octubre de 2014 nos llegaba una noticia muy interesante que ahora recuperamos.

Se trataría de un fenómeno ocurrido en el Parque Nacional Volcán Tenorio, donde turistas nacionales y extranjeros han indicado el haber observado un grupo de niños pequeños caminando de la mano a toda prisa por los senderos del parque.

Volcán que le da nombre al parque
Según cuentan los testigos de este asunto, los niños aparentan edades de un máximo de 5 años de edad, vistiendo ropa de color verde, camisa manga larga, pantalones largos y con algo del mismo color que cubre sus cabezas, lo cual parecen ser una especie de boinas.

El relato de a continuación proviene del equipo profesional que realiza giras y tours, los cuales observaron dicho fenómeno el domingo 14 de septiembre de 2014 por la tarde:

Homer Dávila : “ cuando veníamos de regreso, luego de visitar los Teñideros (punto final del sendero principal), empezó el aguacero; de forma que nos tomó ya pasando en la entrada a la catarata; en un sector por donde hay una pequeña llanura y el bosque da paso a una especie de matorral, el aguacero se tornó muy intenso, en dicho punto logré rebasar a una pareja de turistas; el aguacero esta tan intenso que ya íbamos completamente empapados, a los pocos metros, en un sector que es una especie de “bajada” con una gran cantidad de barro, vimos a tres niños agarrados de la mano, los cuales iban corriendo a toda prisa por el sendero, a una distancia de aproximadamente 30 metros más adelante que nosotros. Los niños parecían enanos, nosotros íbamos a toda prisa, de repente los tres niños se metieron al monte y no salieron más. Recuerdo que iban con ropas de color verde; sentí algo de temor, la pareja que iba a unos 5 metros atrás de mí, también los vieron.

Mi preocupación por llegar a la entrada del parque a buen tiempo, así como por la preocupación de que la actividad resultara como estaba planeada, no le di mayor importancia al asunto”

Otra turista afirma:

Jennifer Zúñiga: “Mami y yo, estábamos esperando que el guía nos indicase que podíamos bajar a la catarata, yo no sé muy bien cómo sucedió, la cosa es que entre el tumulto de la gente que estábamos allí, cerca vi a un grupo de tres niños que brincaban, reían y saltaban, algo normal que suelen hacer los niños cuando están en grupo y se ponen felices. Me pareció algo extraño que fuesen tan pequeños y estuviesen allí sin que nadie los vigilase. Llamé la atención a mami para que los volviese a ver, pero al voltear, ya no estaban. Habían desaparecido...Recuerdo que andaban con un sobrero de color verde oscuro, y con ropa también de color verde a beige. Sinceramente, pensé que eran enanos, porque las caras no se veían como las de niños de esas estaturas. La verdad es que un calosfrío recorrió mi cuerpo. Luego de eso, no vimos más nada. Bajamos a la catarata y la actividad continuó normalmente”.

Incluso hay un turista español, Jordi Seas que también fue testigo de este hecho. Comenta:

“Cerca de la cascada, donde el camino se bifurca, estaban tres chavales que no sería más que tres enanos, mirándonos, es decir, mirando con atención a la gente que se dirigía hacia la cascada. Afirmo que eran enanos, porque tenían el rostro de personas adultas. Yo no creo en esas cosas de leyendas de duendes, mas sí os puedo decir que aquellos estaban tranquilamente mirando a las personas sin molestar a nadie. Que, si son duendes o no, no te puedo decir”.

Según funcionarios del Parque Nacional Volcán Tenorio, corren las informaciones de que vecinos del sector de Bijagua de Upala, afirman ver reiteradamente en las faldas del volcán Tenorio a un niño con ropas de color rojo, sentado en una piedra.

Catarata Río Celeste
Los lugareños que han sido consultados, opinan que éstos niños podrían ser duendes que suelen recorrer los alrededores.

Sin embargo, este es el primer avistamiento de “duendes” en el Parque Nacional Volcán Tenorio, sitio que es visitado por miles de personas a lo largo de todo el año, debido al principal atractivo que es el color celeste o turquesa del río Buena Vista, el cual es conocido como Río Celeste. En Costa Rica, las leyendas recogen las historias de los llamados Duendes del Bacín.

Uno de los casos más impactantes ocurridos en Costa Rica sobre éste tema en fechas recientes, es el caso de la desaparición de un niño nicaragüense de 1 año, en los cafetales de Heredia. Sus padres lo dejaron un momento en el campo ya que no tenían quien lo cuidara y el niño se extravió. Tras tres días de búsqueda, el bebé apareció en perfecto estado y rodeado de pétalos de flores y moras silvestres. 

Desde luego, estamos ante un hecho que parece creíble debido a la naturalidad con la que lo cuentan los testigos y se suma a muchos otros casos que hemos recogido en el blog y que se van manifestando de forma regular.

Seguiremos investigando.


La noticia completa puede leerse aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario